viernes, 2 de enero de 2015

Aprendí

Por un lado, aprendí que podemos creernos víctimas de nuestras circunstancias, quejándonos y sintiéndonos mal con nosotros mismos y todo lo que nos rodea. 
O por otro lado, podemos darnos cuenta de que la única persona que tiene verdadero PODER y RESPONSABILIDAD sobre nuestra vida, no es nadie más que uno mismo. 
Es muy fácil caer en el rol del víctima y sentirnos desgraciados. Si, a veces es muy duro responsabilizarse de los propios problemas y afrontarlos. Pero al fin y al cabo, es lo único que nos hace avanzar para prosperar y mejorar nuestra calidad de vida. Cuanto más los abandonemos más se irán amontonando. Como leí hace tiempo una cita que decía así: "Cuando atrasamos la cosecha, los frutos se pudren, pero cuando atrasamos los problemas, no paran de crecer."
Me he dado cuenta que la persona más importante y más imprescindible en mi vida, la persona que me puede dar la felicidad o me la puede quitar, soy única y exclusivamente yo. Pero sobre todo he aprendido que las amistades, la familia, las personas que te acompañan día a día son un pilar muy importante. Si te rodeas de gente que vale la pena, de gente que te quiere y te aprecia tal y como eres, todo es mejor.



miércoles, 29 de octubre de 2014

Estar en paz

Dicen mucho, " Sièntete en paz ", vale, como si fuera tan fàcil. Para sentir paz tienes que estar en paz contigo mismo, y para conseguir eso tienes que hacer un trabajo sobre las cosas que te hacen sentir mal, ( un trabajo que dura tiempo), tienes que tener una filosofía de vida que además de creer en ella hay que llevarla a la practica, ( si no es así, no sirve de nada tu filosofia , todo se quedara en que lo sabes,nada mas)
No ayuda quien lo dice, ayuda quien lo hace y puede dar esa fuerza al que lo intenta, o simplemente con tu ejemplo ya les ayuda.
Pero insisto, no nos engañemos, para sentirnos en paz tenemos que hacer un trabajo que no es nada fácil y que hay que ser valientes, porque cambiar tu mente no es tarea fácil aunque es lo mejor que podemos hacer para ser nosotros los dueños de nuestra vida y así entonces, sentirnos en paz.



martes, 14 de octubre de 2014

¿En que te centras?

Estamos tan pendientes de tantas cosas, que no nos damos cuenta de dónde estamos poniendo nuestra atención, ¿qué pensamos amenudo?, ¿qué sentimos y cómo nos sentimos?. Si fuésemos más conscientes de lo que pensamos, nos daríamos cuenta de los pensamientos que más repetimos, dónde estamos cometiendo un error o si al contrario estamos siendo positivos.
Aquello en lo que más pensamos, en lo que más fijamos nuestra atención es lo que atraeremos a nuestra vida, independientemente de si se trata de algo positivo o negarivo.
Merece la pena pararse de vez en cuando y revisar todo esto, porque el murmullo de fuera nos hace perdernos y perder nuestro centro y si perdemos nuestro centro dejamos de crear consicentemente todo aquello que queremos. Desde la oscuridad sólo creamos más oscuridad. Para crear vida tenemos que cambiar de sintonía y para esto no podemos permitirnos el lujo de perder nuestro centro.


Ya al nacer venimos a un planeta donde se nos limita, donde aprendemos a limitarnos. Límites que nos dejan bien claro que las cosas en la tierra funcionan asÍ y olvídate de sueños y gilipolleces. Desde mi punto de vista, creo que venimos a trascender esas limitaciones. Por supuesto que la corriente intentará que sigas pensando lo mismo y que no te salgas de lo establecido. Yo para esto no he venido, quiera o no quiera, algo dentro de mí, más fuerte que yo, me empuja a romper y romper esa forma de vida y me hace luchar cueste lo que cueste por otra forma mas autosuficiente, me invita a explorar en mi mente y en mi alma otras capacidades. Para que me entendais pongo un ejemplo: Tenemos metido en el sentido que cuando nos ponemos enfermos es el médico el que puede curarnos y yo estoy totalmente convencida, que si el concepto de que nosotros nos podemos curar solos, así sería. Como este ejemplo podría poner muchos ( a muchos os parecerá descabellado, pero eso no importa, soy yo la que quiero seguir experimentando y cambiando esos conceptos) . Comparto mi reflexión y ojalá seamos muchos los que compartimos esta inquietud, esto sería señal de que pronto entre todos, cambiaríamos y daríamos un salto importante y evolutivo en esta tierra. Buceemos en nuestra mente y nuestra alma a ver qué encontramos, reinventémonos y reinventemos la vida.

lunes, 13 de octubre de 2014

La queja no ofrece ninguna solucion

No soy partidaria de la queja, para nada, la vida me ha enseñado que es mejor no quejarse y buscar soluciones, ya...ya se que no es facil, pero ¿acaso la queja te soluciona el problema?, es mas, despues de la queja no queda otra que tomar la opción de buscar la solución. Mejor acortar el camino e ir directos a la solución, nos ahorraremos sufrimiento. En esta tierra o te decantas por ser valiente o por ser martil, esa es la opción que tenemos todos. Ah! y sigo pensando que hay solución para todo, lo que pasa esque a veces la solución requiere mas esfuerzo que el quedarse parado. Ojo, que cada uno es libre de hacer lo que quiera.
Ten en cuenta que la queja es una costumbre, si dejas de utilizarla la costumbre desaparecera y utilizaras recursos mas eficaces.