lunes, 21 de abril de 2014

ESPERA


Espera. Si no es tiempo, si el camino no está claro, si la respuesta o la decisión no son consientes, espera.
Podemos sentir una sensación de urgencia. Podemos querer resolver el asunto haciendo algo, lo que sea, ahora, pero esa acción no es la que mejor nos conviene.
Si no es tiempo, espera. Si el camino no está claro, no te precipites. Si la respuesta o la decisión parecen turbias, espera.
En esta forma de vivir hay una fuerza que guía. 
Nunca tenemos que movernos demasiado pronto, ni movernos fuera de armonía.
Esperar es una acción, una acción llena de fuerza.
A menudo esperar es una acción a la que Dios nos ha guiado, una acción que tiene tanto poder como la decisión, y más poder que una decisión urgente, forzada, a destiempo.
Esperar no es fácil. No es divertido. No es un tiempo muerto, no es tiempo desperdiciado. La respuesta vendrá. El poder vendrá. El tiempo llegara. Y será a tiempo.
Hoy esperaré si la espera es la acción que necesito para poder cuidarme a mí mismo. Sabré que estoy emprendiendo una acción positiva, llena de fuerza, esperando hasta que sea tiempo. Dios mío, ayúdame a dejar ir el miedo, la urgencia y el pánico. Ayúdame a aprender el arte de esperar hasta que sea tiempo. Ayúdame a conocer el tiempo.
Melodie Beattie

lunes, 17 de marzo de 2014

Un buen ejercicio!

“ NO ES TAN IMPORTANTE LO QUE SUCEDE, EN TANTO COMO TE LO TOMAS”
Un EJERCICIO PRÁCTICO que rescaté del video de Anthony de Mello.¡ Es muy sencillo!
" Las relaciones humanas nunca son difíciles, es tu programa mental que las hace difíciles. Nunca hay dificultades para relacionarse con las personas. Sólo hay dificultades en tu programación mental.
A: ¿Es posible vivir con un individuo que pierde la ecuanimidad y temperamento todos los días y uno no perturbarse?
B: Sí. 
A: ¿Cuando alguien lo insulta, usted no se perturba?
B: Sí, no me perturbo.
A: ¿Por qué no?
B: ¿Por qué no puede ser posible no perturbarse cuando alguien te insulta?
Cuando una carta no se recibe se la envían de vuelta al remitente. Si tú no la recibes se va devuelta. ¿Cómo es que la recibiste? ¿ Sabes por qué fuiste insultado o por qué estás perturbado por el insulto? Porque lo recibiste. Eso es tonto.
Ejercicio:
1) Ahora piensa en aquello ( persona, cosa, situación ) que hoy te está perturbando o perturbó.
2) Al verlo te dirás que NO es esa persona, cosa o situación lo que te perturbó; repítelo, sino que es tu propia Programación mental la que lo hace, compréndelo. Entonces te dirás que no tienes que gastar todas energías emocionales luchando con esas cosas exteriores pues nada puedes cambiar afuera, excepto la forma de percibirlas desde ti, en ti.
3) Tal vez te sientas tentado a arreglarlo, cambiarlo. No, no lo hagas, sólo compréndelo, míralo y déjalo que sea, fluya… desaparecerá, eso es seguro. Se ocupará de sí mismo.
( ¡Lo que se resiste, persiste!)
Después de unos meses te habrás dado cuenta del cambio que habrá sobre cosas que antes te perturbaban y ahora no, estarás en paz, en amor .

jueves, 13 de marzo de 2014

CARTA A MI MISMO



Estimado Amigo:

Me llamo amigo, porque eso es lo que quiero ser conmigo mismo ahora. Por mucho tiempo yo fui mi peor enemigo, de hecho, fui mi único enemigo.Fui yo el que permitió que el miedo dominará mi vida. Fui yo el que se aferro a las penas del pasado para llenar mi presente de sufrimiento. Era mi propia voz la que escuchaba en mi cabeza y que me convencía de no merecer lo bueno y que me hacia sentir menos que los demás.

Fui yo mismo el que me llene de inseguridades y dudas, de celos y resentimientos. Fui yo mismo el que me juzgue y me critique en todo lo que hacia. Yo mismo afecte mi salud y mi bienestar y fui yo mismo el responsable de los problemas en mi vida. En mi estaba la solución y en mi estaban todas las respuestas.

Fui yo mismo el acusado, el juez y el verdugo de mi propia vida. Yo mismo dicte las sentencias y yo mismo me impuse castigos.Y, sin embargo…. 

HOY ME PERDONO TODO, porque me doy cuenta que siempre hice lo mejor que pude. Comprendí que fui un ser sensible y vulnerable y como yo son todos los seres humanos y que las experiencias de mi vida moldearon mi personalidad, hoy rechazo la culpa que siento por mis errores ya que en nada ayuda y nada soluciona.

Aprendí tarde, que era yo capaz de cambiar mi vida a pesar de mis heridas y de las situaciones que me rodearon. Tarde comprendí que era yo mi propio dueño, que mis pensamientos moldearon mi existencia, que no era un esclavo de las circunstancias y que en mi estaba el poder de mejorar, de cambiar y de vivir en armonía.

Puedo ver ahora que mi vida fue maravillosa a pesar de las perdidas y heridas que todos compartimos. Agradezco la oportunidad que tuve de ver, de oir , de sentir, de saborear, la oportunidad de compartir con otros mi vida y la oportunidad de amar a mis semejantes.

Hoy me deshago de viejos resentimientos hacia otros y hacia mi mismo.

Hoy rompo las cadenas con las que yo mismo me ate.

Hoy me libero del miedo y de la culpa.

Hoy me perdono por todos mis errores.

Hoy admito que nadie tiene control sobre mis pensamientos.

Hoy admito que nadie tiene control sobre mis sentimientos.

Hoy me libero de todas mis heridas.

Hoy es un buen dia para …. VIVIR.

Me quiero… AtentamenteLa persona más importante de mi vida YO.


sábado, 8 de marzo de 2014

Como cambiar costumbres negativas? Cambia de sintonia

Voy a poner un ejemplo de cómo hacemos para cambiar algunas costumbres negativas. Podría ser cualquiera, pero yo lo pondré con el miedo.
Normalmente, cuando sentimos miedo y queremos superarlo, le hablamos al miedo diciéndole cosas como no te creo, lo que me dices es mentira, eso que me dices no es verdad y no pasará, etc. Cuando ponemos la atención en algo, este algo se engrandece y atraemos más de lo mismo. Teniendo esto en cuenta, cuando sentimos miedo y nos ponemos a hablarle, prestarle atención, aunque sólo sea para decirle que es mentira, ya estamos haciéndole caso y estamos alimentando ese vicio.
Ahora bien, si cuando sentimos ese algo negativo, como en este caso he puesto el ejemplo del miedo, y nuestra respuesta hacia él es la indiferencia, la cosa cambia; sería como decirle no te creo y punto, a otra cosa. De esta forma, no estaríamos entrando en su juego ni alimentándolo, por lo tanto las oportunidades y las soluciones para avanzar serían otras; poco a poco dejaríamos de darle de comer a ese vicio y alimentaríamos otro mucho más positivo.
Os voy a poner un ejemplo más concreto para que aún se vea más claro. Si alguien te dijera que eres una irresponsable y tú no lo fueras, no le darías explicaciones de que sí eres responsable, explicándole cada una de las situaciones en que lo has sido para que le quede claro; no lo necesitarías y esa persona te dejaría en paz; saldrías de esa zona de negatividad y no la alimentarias.
Pues con el miedo, en este ejemplo, es lo mismo. No tengamos ningún diálogo con él, para no estar en esa zona de negatividad; mejor acostumbrarnos a no hacerle caso, no se lo merece, y mirar hacia otro lado buscando otras alternativas y empezar a crear caminos más positivos que el vicio de cualquier cosa que nos haga daño.

viernes, 28 de febrero de 2014

jueves, 27 de febrero de 2014

¿ Eres el creador de tu vida?

Estamos llenos de adicciones, al sufrimiento, la duda, la culpa, la queja, el echar la culpa a algún Dios. Resulta difícil ser los dueños de nuestra vida. ¿Cómo van a ir bien las cosas?, ¿cómo vamos a ser los creadores de nuestra vida?. Si tenemos nosotros el poder, tenemos que empezar a desechar todas esas adicciones. Es incongruente y esto no da ningún resultado. Pero me temo que muchos no querrán estar preparados para dejar esas adicciones. ¿Qué hago si no culpo a alguien o a algo?, ¿qué hago si no me puedo quejar?
¡Cómo nos va a ir bien si estamos llenos de incongruencias que nos matan día a día! Para ser los creadores tenemos que soltar todo esto, pero la pregunta es, ¿estamos preparados para no culpar?, ¿estamos preparados para aceptar nuestros errores? las siguiente pregunta que podríamos hacernos seria: ¿estamos preparados para aceptar que somos los creadores y que lo que tenemos en nuestra vida, nos guste o no, lo hemos creado nosotros?
Cuando tenemos la plena consciencia de que somos los creadores, empezamos a crear, cueste lo que cueste. Mientras no tengamos esto integrado, el miedo nos acompañará. Si creo que voy a conseguir algo y no tengo la certeza de que soy la creadora de mi vida, aunque lo diga, tendré miedo a no conseguirlo, ¿entendéis? Y así podemos pasarnos el resto de nuestra vida, queriendo conseguir un montón de cosas materiales, emocionales, ect, y no conseguir nada, porque, para conseguir, hay que ser creador y, para ser creador, no hay que dudar de que lo somos.
¿Cuándo va a llegar ese día en que digas basta y cojas las riendas de tu vida? Hasta que llegue ese día, acepta que todo te está controlando a ti; tú no estás controlando nada.

martes, 25 de febrero de 2014

Alimenta tu confianza

Abre tu mente a lo nuevo, a lo que dicen que es imposible. Rompamos barreras mentales como los pioneros de la historia siempre han hecho.
Ahora tenemos la certeza para hacer todo esto gracias a muchas cosas que ya sí que están demostradas. Si solo tuviéramos un poquito más de confianza en nosotros, lograríamos muchísimas cosas; para mí, incluso muchas de las catalogadas imposibles.
Nos dicen que es igual de fácil atraer un vaso de agua que la casa de nuestros sueños (ejemplos materiales) y que la única diferencia en conseguirlos es que para nuestra mente es más difícil conseguir la casa que un vaso de agua, pero en realidad son lo mismo. Para las leyes del Universo, es igual de fácil o difícil una cosa u otra; la diferencia, como he dicho antes, la marcamos nosotros. Si somos los creadores de nuestra vida no dejemos que nada ni nadie nos diga hasta dónde podemos llegar.
El miedo es la causa de la falta de confianza; es normal que no confiemos en nosotros porque nadie nos ha enseñado, pero ahora sabemos, ahora podemos. Por eso es tan importante que trabajemos en fortalecer la confianza; sin confianza hay miedo y con miedo no hay vida y no podemos crear nada.
Uno de los problemas es que pensamos unas cosas, creemos otras y sentimos otras; cuando lo que pensemos, lo que sintamos y lo que creamos sea lo mismo, entonces tendremos el equilibrio que buscamos para ser felices y crear lo que realmente queremos.
No te disperses buscando " por qués"; recuerda:

la base de todo es la confianza y su lado opuesto el miedo.